San Per

Localización:

  • Comarca: Alto Gállego
  • Municipio: Hoz de Jaca
  • Localidad: Hoz de Jaca
  • Topónimo:

Lat.: 42.6890
Long.: -0.3104

UTM X: 720334.83124
UMT Y: 4729787.44953
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Ermita / Iglesia

Tipo funcional:
Espacios Sacralizados, Otras

Descripción

Diminuta ermita rupestre situada en un lugar sorprendente. Una estrecha vira en medio de una pared que cae a plomo sobre el valle del Gállego, sirvió para la construcción de una pequeña ermita, advocada a San Pedro (San Per), adosada a la pared de la que apenas resta el muro sureste donde hay una hornacina con puertas de madera, el altar y vestigios de la pared al suroeste. La puerta se abriría al noroeste y todo el conjunto se hallaría cubierto con tejado a un agua de pizarra. Restos de toscas sugieren que, al menos la zona del altar, estaría cubierto por bóveda.
En el lugar, como corresponde a un templo de estas características, tenemos roca que envuelve y cubre, vegetación que rodea y una fuente, mínimo regato, que aporta humedad y frescor

Historia

Desconocida. Parece una obra popular de no más allá del siglo XVIII. Sin embargo, San Per de Hoz ya es mencionado, en 1309, en el Cartulario de San Juan de la Peña como finca propiedad del entonces priorato de San Pelay, adscrito al todopoderoso monasterio pinatense.

Leyenda y tradición oral

En la ermita de San Per se guardaba una talla de madera que había sobrevivido nada menos que al paso del ejército francés en retirada. Se trataba de una talla de madera policromada de unos 70 cm de altura que, la francesada, arrojó al abismo que se abre al oeste de la nave. Cuentan que la imagen se restituyó sola, únicamente con una mano rota, lo que hizo pensar a los vecinos de Hoz en la seguridad de tenerla en el interior de la iglesia parroquial. Así lo hicieron pero, al día siguiente, la imagen volvió a aparecer en la ermita dejando bien claro cuál era el lugar que debía de ocupar.
A mediados de los años 80 todavía se mantenía en la ermita hasta que desapareció sin recordarse la fecha exacta.
Hasta los años 60 se mantenía la costumbre de bajar a la ermita el día 29 de junio, San Pedro. Por motivos que se desconocen se dejó de hacer hasta que se volvió a retomar en junio de 2003. Hoy por hoy, sigue vigente.

Acceso

Carretera nacional 330. En Sabiñánigo la abandonamos por la N-260 dirección Biescas y en ésta última población cogemos la A-136 a Francia por Sallent. Al poco de coronar la llamada “cuesta Búbal” y a la visdta del pantano, desvío señalizado a la derecha hacia Hoz de Jaca por la HU-V-6104. Aparcar a la altura de un salero para quitanieves, antes de una curva cerrada a la derecha. Alli, en frente, se cruza un prado por un mínimo sendero y en unos minutos estamos en la ermita por un sendero recientemente acondicionado con barandillas.

Entorno

La ermita se enclava en un lugar espectacular, inimaginable desde la distancia. Una pared que cae a pico sobre el actual embalse de Búbal está surcada por una faja horizontal que se ensancha justo donde se decidió construir la ermita. Vegetación exuberante, rocas y especies rupícolas donde no faltan las saxífragas, las petrocoptis o los allium sirven de acompañamiento a unas ruinas que merece una dignificación y ser uno de los lugares imprescindibles en la visita al Valle de Tena

Estado de conservación

Malo. Apenas queda algún vestigio constructivo de la ermita. El ayuntamiento de Hoz de Jaca acometió un acondicionamiento del sendero (vallas de seguridad) y del entorno inmediato (bancos y vallas) como paso previo a una reconstrucción que, hasta ahora, no ha llegado.
Sería deseable, como mínimo, una consolidación de las menguadas ruinas para evitar su progresivo deterioro.

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro

Informantes: Ricardo Mur Saura. (Párroco de Hoz de Jaca)

Galería