Piedras del Ome Granizo

Localización:

  • Comarca: La Ribagorza
  • Municipio: Valle de Bardají
  • Localidad: Llert
  • Topónimo: Entorno de la Fuente de San Pedro

Lat.: 42.4223
Long.: 0.4632

UTM X: 291289.41711
UMT Y: 4699862.48659
Zona UTM: 31

Tipo morfológico:
Piedra

Tipo funcional:

Descripción

Gran bloque monolítico de caliza situado a la izquierda de la carretera, entre ésta y el río. Bloque desprendió de las paredes contiguas del macizo del Turbón. No se aprecia ningún tipo de trabajo ni de modificación por parte del hombre

Leyenda y tradición oral

En el extenso y antiguo Condado de Ribagorza, y bajo la mítica montaña del Turbón, existe un pequeño valle denominado de Bardaixí. Allí, cuentan las gentes del país que moraba un ser de gran tamaño, salvaje y cubierto totalmente de pelo, por lo que recibía en lengua aragonesa el nombre de “L’Ome Granizo”.
La gente de este valle, compuesto por un puñado de pequeñas aldeas, siempre habían realizado su “Rolde de Conzello” (Reunión de vecinos a modo de pleno de Ayuntamiento) en un lugar céntrico del valle denominado las Fuentes de San Pedro situado en la ladera oeste de la gran mole del Turbón (1).
No habiendo tenido nunca problemas en estas asambleas, se encontraban deliberando sobre cuestiones relativas a pastos y otros aprovechamientos del medio natural. Entonces sucedió un hecho que conmocionó a las gentes de este valle de tal manera que todavía hoy perdura en su memoria.
Este ser antes nombrado, acostumbraba a tomar el sol de la tarde en esta parte de la montaña, por lo que le molestaban las voces que hasta él llegaban de las reuniones así que decidió acabar de una vez por todas con este pequeño problema que para él era grande y molesto.
Con esta idea, una de esas tardes en que se celebraba asamblea, lanzó desde lo alto de la montaña dos enormes rocas que, rodando por la ladera, fueron a caer al lugar mismo que ocupaban los aldeanos. Allí murieron todos, aplastados por la primera piedra.
Un pequeño pastor que se encontraba al otro lado del barranco de Las Ziallas y bajaba a la fuente, presenció todos estos hechos y así pudo contar al resto de los habitantes del valle como lanzaba las piedras y cómo la primera de ellas, tras aplastar a los reunidos, le gritaba a la otra: “No hace falta que bajes, que yo ya los he matado a todos”. Desde entonces, decidieron hacer las reuniones, una vez en cada pueblo, costumbre que se ha mantenido hasta nuestros días.
Allí quedaron las dos enormes rocas redondeadas, en los sitios donde quedaron cuando cayeron cuando sucedió este trágico suceso, y allí se encuentran actualmente. (2)
(1)La fuente de San Pedro o de San Pere tiene una larga tradición como fuente medicinal. De hecho, su agua sigue consumiéndose actualmente por vecinos y por gentes venidas ex profeso a recogerla.
(2)Casaus Parrilla, Ch. L’Ome Granizo. Diario del AltoAragón 14/6/1998.

Acceso

Carretera N-260. A la altuira de la población de Campo, desvío señalizado a la derecha a Egea y las Vilas del Turbón.
Pasado el desvío de Aguascaldas, desvío señalizado a la izquierda hacia Llert por la HU-0145 aa. Pasada la fuente de San Pedro, muy visible al lado de la carretera, en una curva muy cerca del río y pegada a la carretera encontraremos la piedra.

Entorno

Un pequeño estrechamiento del valle, flanqueado por potentes paredes del Turbón a la derecha y de la sierra de Cervín a su izquierda hace que la carreta discurra en un ambiente umbrío, cubierto de vegetación riparia y bosques de pino silvestre.

Estado de conservación

Bueno.  No estaría de más acondicionar un poco el entorno y cortar algún árbol que crece encima.

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro López

Bibliografía:
Navarro López José Miguel. Diccionario de Signos, Símbolos y personajes míticos y legendarios del Pirineo Aragonés. PRAMES. Zaragoza 2018.

Galería

2018-12-18T23:55:00+00:00