Peña Os Bozos

Localización:

  • Comarca: Hoya de Huesca / Plana de Uesca
  • Municipio: Casbas de Huesca
  • Localidad: Labata
  • Topónimo:

Lat.: 42.1871
Long.: -0.1721

UTM X: 733521.13374
UMT Y: 4674422.99078
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Conjunto pétreo

Tipo funcional:
Espacios Sacralizados, Fecundantes, Rituales, Apotropáicas, Simbólicas

Descripción

Conjunto pétreo formado por una roca de arenisca grandes dimensiones, verticalizada (7 m. de la base a la cima) que arranca de un zócalo plano lateral del mismo material.
En el lado este se aprecian tres pequeñas hornacinas, de diferente tamaño, situadas a 2,10 m. de la base.
En el lado sureste, a 1’30 m.. de la base, encontramos dos grabados incisos inscritos en sendos semicírculos abiertos por abajo. El situado a la izquierda presenta tres pequeños círculos o medias esferas y el de la derecha, se aprecia una cruz.
En la parte superior (muy difícil de subir sin escalera) hay una piedra trabajada, de sección octogonal, hincada verticalmente y con un agujero sin continuidad en el extremo superior. Sus dimensiones son de 85cm. de altura y 30 cm. de ancho. El agujero tiene un diámetro de 20 cm y una profundidad de 10. Se aprecia, en dirección E-W, desgaste por rozamiento.
A 85 cm de la piedra vertical y en dirección SW de ésta, hay una cazoleta ovoide de 0’45X0’35 cm. con una salida de líquidos hacia oeste.
Toda la zona superior tiene una superficie aproximada de 15 m2.
Agujero sitiado a 2 m. de la base, sin continuidad y relleno de tierra que parece ser el origen del topónimo.
Necrópolis sin datación, en el espacio arbolado situado al oeste de la peña. Se aprecian abundantes restos humanos y una estructura tumular.

Historia

El culto, como tal, parece precristiano

Leyenda y tradición oral

Toda la información referente a ésta pieza de extraordinario valor antropológico fue recogida y publicada por Eugenio Monesma y publicada en la revista Alacay de la agrupación Folklórica Santa Cecilia en su número 29 y gentilmente cedida para este trabajo.:
(…)Pedro Viñuales: “El día de Santa Cruz, el día tres de mayo, hacían la misa
allá en Santa Cruz, en la ermita, en aquel tozal. Y después venían todos en
romería que se dice, o en procesión. Primero se venía a ésta, Peña del
Bozo, tal como venía la romería. De aquí, a hacer la bendición en la peña
esa de Recuengos. Desde allí cogían el camino para salir al camino de
Ibieca y entonces iban a salir hasta la otra piedra, que se dice Paradas.”

Julio Balenga: “Eso era la procesión larga, bendecir términos que se decía.
¿Y entonces, desde dónde los bendecían? ¿desde qué piedra? Desde
esas piedras. Desde la de Recuengos. Eso tenía un símbolo como si
hubiera sido un rey o algo así. ¡Jo, la procesión larga!. Mi padre aún lo
decía.” BUENO.)

Julio Balenga: “Las mujeres aquí, cada domingo de mayo traían jarrones
con flores. Y aquí cantaban las flores de mayo, que decía: floritas de
mayo, floritas de abril, aquí nos tenéis a coger las flores de marzo y abril.
Virgen mía, virgen mía, por favor os rogamos, que nos cosechen la
cosecha que viene este verano. Y venían por aquí y cantaban eso y al
mismo tiempo rezaban el rosario. Y ponían aquí todo flores. Si te fijas
bien, aún se nota algún enganche. Y por lo que se ve aquí, aún quedan
restos de jarrones. Y aquí tenemos restos de cristal de jarrones. Esto lo
ponían todo, pero tenían que ser flores del monte. Si eran de casa no
valían. Porque tenían que tener el perfume del monte. Eso lo sé yo por las
leyendas de mi padre y de mi abuelo,”

(…) «Este agujero había aquí un poco de cueva, no sé cuánto para dentro
porque no se podía entrar, estaba esplanizado. Pero resulta que ahora
aún se puede entrar menos porque los tejones empezaron a escarbar y lo
enronaron. Aparte, el dueño de esta finca, al echar esta tierra por allí, lo
ha enronado. Ésta tiene que ser muy parecida a las que están allí en
Ibieca y por ahí, tiene pintas, lo que pasa que habría que picar todo esto
para poder acceder.” (…)

“Dice que venían y tocaban la piedra. Ve, aquí hay dos
dibujos, pero que ya se acaban de borrar. Éste está aún… y aquí otro, con
dos ojos. Y aquí como una cruz. Sí. Y que la mujer que no se podía quedar
embarazada iba, ponía la mano encima y a continuación ya se quedaba
embarazada. Esto se decía antiguamente, esto lo sé yo de mi abuelo. Eso
se contaba en el pueblo, pero yo no me lo creo.»

Julio Balenga: “Me decían, en el monte de Labata, que había una piedra
Que tenía un don, que las mujeres iban a ella, hacían una cruz, la tocaban
y se quedaban embarazadas, si querían tener hijos.”

Acceso

Autovía A-22, desvío a Angüés. Una vez en el pueblo, coger la carretera A-1228 hacia Casbas de Huesca. Pasado este pueblo y después el de Sieso, el siguiente al que llegaremos será Labata. Debemos continuar en la dirección que llevamos 600 m. más por la carretera, dirección Aguas. Una pista que sale a nuestra izquierda, transitable para cualquier vehículo, nos deja en el campo donde se encuentra la piedra. Son apenas 200 m. sin asfalto

Entorno

ntorno intensamente antropizado, con campos de cultivo y diminutos bosquetes residuales de encina (Quercus ilex) que ocupan superficies más agrestes donde no es posible el cultivo.

Estado de conservación

Regular. Importante meteorización mecánica. Presencia de vegetales y líquenes. Algunas aves aprovechan las oquedades naturales para nidificar. Abundante presencia de excrementos en zonas puntuales

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro

Informantes: Para Eugenio Monesma:
Julio Valenga (Vecino de Labata. 76 años. Fecha de la entrevista Agosto de 2012)
Pedro Viñuales. (Vecino de Labata. 80 años. Fecha de la entrevista Agosto de 2012)

Track de acceso

Ficha Eugenio Monesma

 

 

Galería