Peña Mujer

Localización:

  • Comarca: Hoya de Huesca / Plana de Uesca
  • Municipio: Angüés
  • Localidad: Velillas
  • Topónimo:

Lat.: 42.110388889
Long.: -0.202083333

UTM X: 731325.30266
UMT Y: 4665821.69109
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Piedra

Tipo funcional:
Fecundantes, Rituales, Pareidolias

Descripción

En el antiguo camino que une la localidad de Velillas con Torres de Montes, que discurre bajo la ermita de San Bartolomé, se levanta una gran masa pétrea a la que los vecinos denominan como Peña Mujer.
Podemos observar cómo esta gran masa pétrea reproduce la figura de una mujer embarazada. Tal vez por eso los vecinos la bautizaron como Peña Mujer.
Alrededor de Peña Mujer existe un gran número de encinas que la rodean y que potencian la simbología fertilizadora del lugar, puesto que sabemos que las bellotas, por su forma parecida al glande masculino, están relacionadas con rituales y con simbología de fertilidad.
La figura de la roca nos recuerda a la mujer embarazada también gracias a la erosión que ha sufrido todo el basamento de la piedra, que resalta todavía más esta forma de embarazo. Manuel Benito nos informa de que existía la tradición de que las mujeres accedían por la espalda de la peña para trasladarse hasta la parte delantera en el vientre y dejarse deslizar por la pared de la roca para contagiarse de su poder fecundante.
Pero también encontramos simbología masculina en esta roca, porque si observamos la parte más elevada nos recuerda al glande masculino. De la interacción de lo masculino y de lo femenino es de donde surge la vida. Esta interacción genera vida cuando la fertilidad la propicia. Para nuestros antepasados era algo cotidiano estar en comunicación con la naturaleza. Los seres humanos se entendían a sí mismos como «hijos de la naturaleza» y al planeta como la «Madre Tierra».

ANDRÉS ORTIZ OSÉS: «De modo que se diviniza a la Madre Naturaleza, se la representa como una Diosa Madre y se cuasi diviniza a la madre biológica personal. Es una sociedad, como ha dicho Malinowski, mucho más naturalista, mucho más biófila, en la que formamos parte de una misma vida, de una misma Naturaleza. Somos partícipes, participantes. Esto, naturalmente, funda una especie de panteísmo, la Diosa Madre es todo, todas las cosas son partes de su seno, que proceden de ella y vuelven a ella, están amparadas en ella. Esta es la gran eclosión, esta es la gran mitología salvadora que está detrás de nuestras cabezas.»

Leyenda y tradición oral

8-12-12 Me cuenta Joaquín Gota de Bespén que un señor mayor ya fallecido de Velillas le contó que aquí venían las mujeres que querían tener hijos, daban un número determinado de vueltas a la Peña Mujer rezando unas oraciones para que se cumpliera su deseo. El rezo de las oraciones es una manifestación clara de la cristianización de esta roca que tendría orígenes paganos.

JOSÉ LAGUARTA.- TORRES DE MONTES.- “¿Y en esa piedra se ha celebrado algo, en la Peña Mujer de Velillas?” José.- “Pues no lo sé, pero dicen que las que no podían tener hijos iban y tocaban la piedra y tenían hijos… porque ahora van a verlo muchos jóvenes de aquí, a lo mejor, el año pasado iban dos o tres matrimonios, al paso que es moda de ir a andar y yo en broma les dije a ellas, sobre todo no toquéis la piedra, que ya sabéis lo que os pasa. No, no queremos quedarnos embarazadas, digo, pues no toquéis la piedra, pero en broma. Y a pedir las que no podían tener hijos todas iban.”

JOAQUÍN GOTA.- BESPÉN.- “¿Tu recuerdas algo, o te han contado algo de los rituales que se celebraban en la Peña Mujer? Yo, una vez me dijo uno de Velillas, me contó, bueno es una piedra que es redonda, es una piedra que tiene una forma muy así, como si dijéramos, un pecho femenino o así, y que era una piedra que iban, cuando las mujeres se querían quedar en estado, iban allí y algo como que tenían que dar no sé cuántas vueltas, yo es que no lo sé exactamente, unas cuantas vueltas alrededor de la piedra, rezando unas oraciones. Eso os lo diría mejor alguien de Velillas.”

ANTONIO CLAVER.- Vecino de Velillas.- Yo recuerdo que decían que venían a rezar aquí sus rezos habituales y era para las señoras que no quedaban embarazadas, con esto dicen que tenían su premio o no sé cómo decirlo. Al venir aquí se refrotaban la tripa en la misma piedra. Otra cosa no recuerdo. Hacían sus rezos primero y después se rozaban con el mismo vientre en la piedra. Las oraciones pues no le puedo decir a qué santo o santa se referirían para hacer la petición. Eso yo en el pueblo lo he oído, de los abuelos y de la gente mayor. Cualquiera sabe los años. Hace muchos años. Yo siempre lo he oído, vamos.”

En una visita realizada con Francisco Sieso el día 20 de septiembre de 2014, él sube hasta la punta de la roca y aprecia las dos cazoletas que hay talladas en la misma. También encontramos dos fragmentos de cerámica delante de la peña que se describen fotográficamente.

Acceso

Se toma la carretera nacional de Huesca a Barbastro y al llegar a Velillas hay que tomar el desvío de entrada al pueblo, pero en lugar de cruzar la carretera continuamos como si nos fuéramos a incorporar de nuevo a ella, pero cogemos la pista que sale a nuestra derecha. A unos dos kilómetros, antes de llegar al paso de la autovía, ya tenemos la Peña Mujer a la izquierda.

Información adicional

Datos de la ficha: Eugenio Monesma

Ficha José Miguel Navarro

 

 

Galería