Ermita de San Úrbez

Cueva de San Úrbez

Localización:

  • Comarca: Alto Gállego
  • Municipio: Sabiñánigo
  • Localidad: Cerésola
  • Topónimo: Pardina Saliellas

Lat.: 42.4093
Long.: -0.2276

UTM X: 728133.58082
UMT Y: 4698946.48636
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Ermita / Iglesia

Tipo funcional:
Espacios Sacralizados, Otras

Descripción

Conjunto eremítico formado por una pequeña ermita rupestre advocada a San Úrbez construida en 1889 en la conocida como Pardina Saliellas y un gran edificio rupestre que sirvió de cuadra y vivienda de pastores.
La ermita presenta puerta de arco de medio punto abierta al este sobre la cual se talló una losa en la que se puede leer: ESTAErMITAL+AIZOAZEr MANUEL GRASA. SIENDO CURA DE GILUEENPROPIEDAD DE LORENZO GRASA I CASTAN, + SANURBEZ ORAPRONOBIS+AÑO DE 1889.
Al sur, se abre un vano de arco de medio punto de la misma fecha. En la jamba izquierda se lee SAN JVSTO CDVE.
El altar consta de un vano central con la imagen moderna del santo pastor y dos vanos laterales donde había dos imágenes de San Justo y San Pastor asociados, según su hagiografía, a San Úrbez.
Gran edificio situado al este de la ermita es, probablemente, el origen del eremitorio.
Se sustenta esta afirmación en la existencia de un nicho donde apareció un sillar con la inscripción SAN VRBEZ ORA PRONOBIS, la tradición oral que recuerda que la ermita actual no existía y que fue mandada construir por el cura de Guillué y la existencia de un dintel de ventana con una doble cruz tallada.
Actualmente en ruina. Se hizo servir como corral y vivienda de pastores con una estructura “palafítica”. El ganado estaba abajo, lo que procuraba calor, y en la parte de arriba se usó como vivienda de pastores.
Lamentablemente ya no se puede acceder por peligro de derrumbe pero resultaban interesantísimos la multitud de “graffitis” hechos por los pastores que habitaron la pardina de Saliellas. Estudiados por J. A. Gracia y Javier Lacasta1, en ellos se reflejan las inquietudes, pensamientos o chanzas de numerosos pastores de la primera mitad del siglo XX.
Entre ambos edificios, una pila tallada en un bloque monolítico de arenisca recoge el agua de un manantial que aflora en la pared.

Historia

La ermita actual se fecha a finales del siglo XIX (1889) aunque ya debió haber allí un templo mucho antes. De hecho, a finales del XVII, consta la visita a la cueva de Saliellas del canónigo Juan Agustín Ramírez y Orta, autor de una extensa hagiografía de san Úrbez

Leyenda y tradición oral

Según la hagiografía de San Úrbez, una vez terminada su estancia como pastor en Albella, buscó un lugar solitario para iniciar su vida de anacoreta.
Por fin dio el Santo con un lugar apto para la vida solitaria. Una cueva en la ribera derecha del río Guarga. Por algunos años estableció allí su morada penitencial.
Es una cueva escondida en el monte de la pardina Saliellas, en el término de Cerésola, uno de los pueblos de la Guarguera.
A poco tiempo de establecerse a en ella, esta cueva fue centro irradiante de una vida cristiana tan perfecta que provocó la admiración y el entusiasmo de los habitantes de los valles.
(…) Ya muy pronto, la cueva se transformó en santuario dedicado a San Úrbez. (…) Desde entonces esta cueva es uno de los lugares urbicianos más interesantes, por lo que supuso en la vida del Santo. Pero también es uno de los más desconocidos para los que no son de aquella comarca.
*Actualmente la ermita y el entorno es de propiedad privada, de casa Juan Domingo de Cerésola. La ermita se mantiene abierta y esta familia la cuida y adecenta. Igualmente, son los organizadores de una romería que se hace el domingo más cercano al 15 de diciembre, festividad de San Úrbez.

Acceso

Carretera N-330. Terminado el Puerto de Monrepós, desvío señalizado a la derecha hacia Boltaña por la A-1604. Entre los km 15 y 16, desvío a la izquierda señalizado a Cerésola. La primera curva es a la izquierda, la segunda a la derecha. En ésta, un mínimo espacio permite aparcar y coger una senda que en pocos minutos y completamente llanos, nos lleva al eremitorio.

Entorno

Enclavada en la alta Guarguera, el entorno de la cueva de San Úrbez reúne todos los elementos para ser un lugar sacralizado. Como en todos los santuarios rupestres, no faltan las rocas, el agua y la vegetación perfectamente conjugados en un lugar que invita al recogimiento y a la oración

Estado de conservación

Excelente para la ermita y muy malo para la cuadra y vivienda. Sería deseable, por lo menos, una consolidación de la pared sur para evitar el deterioro acelerado al que está sometido el edificio. También sería interesante una excavación arqueológica en su interior justificada por la existencia, casi segura, de un lugar de culto anterior a la actual ermita.

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro

Información en SIPCA

Track de acceso

Ficha Josefina Roma

 

 

Galería