Cura de Aurín

Localización:

  • Comarca: Alto Gállego
  • Municipio: Sabiñánigo
  • Localidad: Satué
  • Topónimo: Mallo Satué

Lat.: 42.5267
Long.: -0.2894

UTM X: 722632.96891
UMT Y: 4711818.23375
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Pareidolia

Tipo funcional:
Pedagógicas, Pareidolias, Otras

Descripción

Gran bloque monolítico de conglomerado, de evidente forma humana, situado en el camino que sube al puerto de Santa Orosia desde la población de Satué.
En septiembre de 2011, se desprendió la “cabeza” rodando barranco abajo y perdiendo la morfología que seguramente le dio nombre.

Leyenda y tradición oral

Cuenta la leyenda que un cura que atendía las parroquias de Aurín y Satué subía habitualmente al Puerto de Santa Orosia a impartir doctrina entre los pastores que pasaban los veranos en el puerto. Un día, cuando regresaba por la tarde al pueblo, una gran tormenta le sorprendió haciendo que se despeñara por el barranco. Nunca apareció su cuerpo pero si que lo hizo una enorme figura humana en el lugar donde se le vio por última vez.1
Otra versión asegura que el cura subía a visitar a una joven pastora que trabajaba durante los veranos en el Puerto apacentando el ganado. Un día hicieron “lo prohibido” y, como castigo divino, una gran tormenta lo hizo desaparecer en el barranco donde apareció su cuerpo convertido en piedra para aviso y testimonio de su pecado.

Acceso

Carretera nacional 330. A la altura de Sabiñánigo, desvío señalizado a la derecha a Lárrede, Latas, Javierre y Satué. Pasada la población de Latas, el siguiente desvío a la derecha nos deja en el exiguo caserío de Satué. Debemos ir a la parte más alta donde, junto a la iglesia, parte el camino señalizado (PR-HU 5). Al principio discurre entre pinares, cruza una pista e inicia una subida fuerte hasta situarse paralelo al barranco de las Gargantas. El bosque cambia, convirtiéndose en un preciosos y valioso bosque mixto mientras el camino se acerca a las paredes que conforman la arquitectura del macizo. Cruzaremos el barranco una vez y, antes de volverlo a cruzar, a nuestra espalda y por encima nuestro, podremos ver lo que queda del monolito.

Entorno

El macizo de Santa Orosia reúne multitud de atractivos tanto geológicos y botánicos o faunísticos como históricos, arqueológicos o antropológicos. Montaña antropizada desde la prehistoria, en ella se enclava la ermita de Santa Orosia, lugar de culto para todos los pueblos del contorno y de otros más lejanos.
La naturaleza sorprende por su variedad de ecosistemas y ambientes. Desde los rupícolas con multitud de especies botánicas sumamente especializadas hasta los bosques de caducifolias que aprovechan orientaciones umbrías.

Estado de conservación

Malo. Como ya se ha dicho, la cabeza se desprendió en septiembre de 2005 haciéndolo ahora pasar desapercibido y perdiendo la forma que, sin duda, le debió dar nombre y generar las leyendas que lo acompañan.

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro

Informantes: Hilario López, Ángeles López (Isún de Basa)

Track de acceso

Galería

2018-01-11T08:00:01+00:00