Cueva del Toro

Localización:

  • Comarca: Hoya de Huesca / Plana de Uesca
  • Municipio: Nueno
  • Localidad: Belsué
  • Topónimo: Cifuens

Lat.: 42.3
Long.: -0.3493

UTM X: 718497.54694
UMT Y: 4686488.56634
Zona UTM: 30

Tipo morfológico:
Cueva natural

Tipo funcional:
Espacios Sacralizados, Funerarias, Rituales, Otras

Descripción

Se trata de una cavidad fósil que abre sus dos bocas en los extraordinarios y bellísimos acantilados de Cifuens.
De 249 m. totales, la visita ha de hacerse con métodos espeleológicos.
Hallazgo, por parte de G.I.E “Peña Guara” de Huesca de diversos materiales arqueológico en el sector izquierdo de la gran sala central:
-Fragmentos de cerámica sigillata paleocristiana color naranja con motivos decorativos (palmiformes y ruedecilla radiada).
-Fragmentos de cerámica hispánica gris correspondientes a tres platos de base plana con decoración excisa en el borde del labio y ruedecillas por el resto de la superficie.
-Fragmentos de ampollas de vidrio.
-Asa de sítula2.
-Cerámica hispanovisigoda.
-Tesorillo de una decena de monedas, situadas en un pocillo natural, de los emperadores Constancio II (323-361), Valentiniano I, Valente y Graciano.

Historia

Todos los hallazgos acotan cronológicamente la presencia humana en la cueva del siglo IV al VI d. C, aunque la presencia humana en el valle está confirmada desde, al menos, el eneolítico.
La cavidad era conocida por los habitantes del entorno. La bóveda de la boca de entrada está completamente ahumada al haber sido usada como refugio ocasional por pastores y leñadores. Hay constancia de que los trabajadores de la presa de Belsué hicieron incursiones en su interior para buscar el tesoro del que hablaban las leyendas y que incluso Vicencio Juan de Lastanosa la visitó el 5 de agosto de 1648 pertrechado con antorchas y un ovillo de hilo a modo de “hilo de Ariadna”

Leyenda y tradición oral

La tradición popular, recogida por A. Castán cuenta que, en el interior de la cueva y sin que nadie lo haya encontrado todavía, hay escondido un fabuloso toro de oro.

Acceso

Desde la localidad de Arguis, debemos coger la carretera vieja del Monrepós y en la entrada del clausurado túnel de la Manzanera, coger una pista en descenso que nos llevará primero a Belsué. Pasado el pueblo, dejaremos a la izquierda el menguado caserío de Santa maría de Belsue, la cola del pantano y el desvío a la localidad de Lúsera. Metros después de ese desvío, veremos un ensanche a la derecha señalizado con un panel. Aquí dejaremos el vehículo, bajaremos a cruzar el barranco por un puente y cogeremos la preciosa senda que bordea, llana, la orilla izquierda hidrográfica del pantano hasta llegar a la presa. Cruzaremos al otro lado y, ahora por la orilla derecha, avanzaremos sin dificultad por un camino precioso, sembrado de túneles hasta localizar a nuestra derecha una pedrera que baja directamente de la boca, muy visible, una treintena de metros más arriba. Hay que subir por la pedrera (difícil e inestable) hasta llegar a la boca.

Entorno

La cueva se abre en la base de los majestuosos acantilados de Cifuens, rodeada de vegetación mediterránea y sobrevolada por cientos de rapaces que han hecho, de uno de los lugares más emblemáticos y reconocibles del prepirineo, su hogar.

Estado de conservación

Bueno. No hay constancia de que se haya hecho excavación arqueológica alguna en la cueva para tratar de localizar nuevos elementos que nos permitan delimitar el uso concreto que en su día tuvo y que, con toda seguridad, hizo nacer la leyenda del toro de oro.

Información adicional

Datos de la ficha: José Miguel Navarro

Track de acceso

Galería