Cantal de Arnaldico

Localización:

  • Comarca: La Ribagorza
  • Municipio: Villanova
  • Localidad: Villanova
  • Topónimo: Cantal quiere decir piedra grande. Y el topónimo de Arnaldico alude a que este terreno pertenecía a Casa Arnaldico

Lat.: 42.5458333
Long.: 0.455555

UTM X: 291080
UMT Y: 4713520
Zona UTM: 31

Tipo morfológico:
Piedra

Tipo funcional:

Descripción

Bloque de piedra con leyenda. Se trata de un gran bolo granítico que probablemente quedara allí anclado tras las glaciaciones y el arrastre de piedras por el glaciar, ya que la base rocosa de la zona es caliza.

Cuenta la leyenda popular que en Villanova había antiguamente dos barrios, uno de los cristianos y otro de los moros. Por diversos motivos y sobre todo por la muerte de una niña, los cristianos decidieron expulsar a los moros de la localidad y les dieron un plazo hasta el amanecer del día siguiente. Por la noche, los moros subieron al cantal para empujarlo con el fin de que cayera directamente por la ladera hasta el pueblo, y así destrozar la iglesia de San Pedro. No lo consiguieron y todavía queda allí el Cantal y la Iglesia.
Sobre esta leyenda hay diferentes versiones, pero en resumen ésta es la principal.

Leyenda y tradición oral

Cuenta la leyenda popular que en Villanova había antiguamente dos barrios, uno de los cristianos y otro de los moros. Por diversos motivos y sobre todo por la muerte de una niña, los cristianos decidieron expulsar a los moros de la localidad y les dieron un plazo hasta el amanecer del día siguiente. Por la noche, los moros subieron al cantal para empujarlo con el fin de que cayera directamente por la ladera hasta el pueblo, y así destrozar la iglesia de San Pedro. No lo consiguieron y todavía queda allí el Cantal y la Iglesia.
Sobre esta leyenda hay diferentes versiones, pero en resumen ésta es la principal, a la que cada uno puede añadir los adornos que quiera.
A José Palacio ya se lo contaban su abuelo y su bisabuelo. El maestro también les contaba la leyenda cuando ellos eran niños.
No había ningún ritual. Solo la leyenda.
Además, hace 60 u 80 años, toda la ladera de la montaña eran prados de corte y no había nada de vegetación que pudiera interceptar la caída de la gran piedra, por lo que se veía perfectamente el cantal del Arnaldico en línea con la iglesia desde la carretera.
Al lado de la iglesia, en la plaza hay dos grandes piedras en el suelo que decían que era la placeta de los moros y que desde allí controlaban todo el pueblo. Se ve llano y es una piedra. Pero no tiene leyenda.

Acceso

Por la pista que sube hacia la ermita de San Pedro Mártir que enlaza con el antiguo camino a Chía.

Entorno

Ermita de San Pedro Mártir.
El día 29 de abril se celebra la romería de San Pedro Mártir, se hace ese día caiga como caiga. Se accede hasta la ermita de San Pedro en el monte y los jóvenes tratan de subir a los abedules o “albás” y doblarlos con su peso. Todavía lo siguen haciendo. Es como un rito de paso de la juventud. Antiguamente, el abedul tenía mucho uso para las obras de los tejados. La mayor parte del bosque es abedul.

Información adicional

Datos de la ficha: Eugenio Monesma

Informantes: José María Campo, José Palacio Plano y Adriana Mazuryzyn

Galería